BIENVENIDOS

«UN ABRAZO TE RECIBE. QUEREMOS QUE TE SIENTAS ACOMPAÑADA (O) EN ESTE CAMINO DEL DUELO POR EL FALLECIMIENTO DE TU BEBÉ O TUS BEBÉS; O TAL VEZ QUIERAS ACOMPAÑAR A UN FAMILIAR O AMIGO QUE HA PASADO POR ESTE LAMENTABLE SUCESO. ECA TE ABRE LOS BRAZOS PARA QUE CAMINEMOS JUNTOS»

 

UN DUELO SILENCIOSO

La muerte de un hijo o hija es uno de los episodios más dolorosos por los que atraviesa un ser humano. Se considera antinatural, pues siempre se espera que los hijos despidan a sus padres. Pero, ¿qué pasa cuando ese hijo o hija muere dentro del vientre o al poco tiempo de nacer?
Las muertes gestacionales y neonatales suelen ser muy complicadas para las mujeres, pues son en quienes recae el mayor vínculo con ese bebé, ella genera expectativas y se asume ya como madre.
El cuerpo de una mujer embarazada se prepara para dar vida. Al llegar la muerte, la explosión de hormonas que invade su organismo es un evento de grandes magnitudes, emocionalmente hablando.
Esta “guerra” de hormonas trae consigo muchas implicaciones a nivel afectivo. Las ilusiones, los proyectos a futuro y los preparativos ante esta nueva vida se vienen abajo.
El ambiente que se crea alrededor de una mujer embarazada es de suma felicidad; se convierte en un “centro de atracción” por el hecho de que está gestando una vida; de ahí que, al llegar la muerte del bebé, le sea más difícil “enfrentar” a las personas que le rodean, tanto en el ámbito familiar como laboral.
Este tipo de duelo en muchas ocasiones es “descalificado” por la sociedad, ya que se considera que, al no ver la vida o al morir al poco tiempo de nacido, el bebé no existió; se piensa que “no se creó” un vínculo sólido con los papás y con la familia en general, y se cree que por el hecho de no “haber vivido”, no se formaron los lazos de amor como con otros hijos.
Las mujeres que atraviesan por una muerte gestacional o neonatal se sienten poco comprendidas, muchas de ellas tienen que vivir su duelo de manera silenciosa, sobre todo, las que tuvieron una muerte a los pocos meses de gestación, ya que se considera que “a menor tiempo o edad, menor es el dolor”.
Son pocos los especialistas en manejo de duelo que abordan las muertes gestacionales o neonatales, por ello, es imprescindible poner sobre la mesa el tema para que las mujeres, hombres y familias que desafortunadamente atraviesan por este triste suceso, tengan las herramientas suficientes para sobrellevar su duelo, lograr recuperarse en la

medida de lo posible de esta terrible experiencia y, sobre todo, encontrarle un sentido a sus vidas.

Campaña mi Bebé si tiene nombre

SEGUIRÉ NOMBRÁNDOTE
¡HASTA MI ULTIMO SUSPIRO!.
Te nombro porque es mi derecho.
Te nombro, porque sigues siendo parte de mí.
Te nombro, para hacerte presente.
Te nombro, porque aunque todos te olviden, tu sigues siendo parte de mis días.
Te nombro, porque es una forma de honrarte.
Te nombro porque el amor es más grande que tu ausencia.
Te nombro, porque te extraño.
Te nombro, porque no existe razón para que no pueda hacerlo.
Te nombro, porque cada vez que siento tu nombre me llena el alma.
Te nombro, para que nadie te olvide.
Estés donde estés, yo seguiré pronunciando tu nombre.
#mibebésitienenombre#eca#duelo#dueloinfantil#duelogestacional#Octubre15

Próximos Eventos

En Octubre  celebramos a nuestras hijas e hijos a través de diversos eventos

 

El año pasado nos acompañó el destacado terapeuta Mario Guerra en nuestro Ciclo de Conferencias en el Instituto Nacional…

Posted by Miss-Eca, Red de Apoyo Ante Muerte Gestacional y la niñez temprana. on Wednesday, October 14, 2020

Tu donativo se utiliza para el mantenimiento de este sitio web y para poder seguir acompañando a las familias en duelo.