Tocar Fondo

Me invitaron a participar en una entrevista para Canal 11 en el programa “Diálogos en confianza” con el tema “Tocar fondo”.

La entrevista se grabó en nuestra casa y debo decir que el título fue de mucha confrontación porque yo creí que “tocar fondo” solo les pasaba a los adictos o suicidas. Y pues no, me di cuenta que hay muchas circunstancias en la vida que te llevan a “tocar fondo” y definitivamente todo lo que hemos pasado nos ha llevado a lo más hondo de lo hondo.

Y bueno, ahora estoy del lado de las personas que han pasado lo más horrible que una persona puede pasar. Pero como alguien sabiamente me dijo: una vez que tocaste fondo, solo queda ir hacia arriba. (Aunque no sé si vamos realmente hacia arriba o simplemente navegando como las fuerzas y la inercia de la misma vida nos dan para hacerlo).

Veía el otro día una entrevista que le hicieron a una periodista que pasó por una experiencia similar y hubo gente que se atrevió a escribir “no le creo nada porque si a mí me hubiera pasado, no podría ni hablarlo y estaría desgarrada y ella lo habla tranquila y no derramó ni una lágrima”. (Sí, las personas a veces son crueles pero creo que esa crueldad viene de la ingenuidad y de la fortuna de no haber pasado ni de cerca algo parecido).

“Yo me volvería loca” “yo me moriría” son frases que se dicen sin pensar, y cuando pasa te das cuenta que no moriste, ni enloqueciste. Sigues aquí y de alguna manera inexplicable, sacas la fuerza para avanzar.

El entrevistador me preguntó cómo es que ahora podía hablar del tema siendo algo tan reciente y mi respuesta fue “nunca he dejado de hablar del tema, lo hablamos cada semana en terapia, lo hablo siempre, nunca lo he escondido, no finjo que nada pasó, no es un tabú y estoy acostumbrada a hablar de esto… creo que eso ha sido parte del avance”. Descubrí que hablar de lo que te duele no es malo, pues la única forma de sobrellevar el dolor es enfrentándolo.

¿Cómo lo han superado? No, no es algo que ya se haya superado y tampoco “se supera algún día”, no se supera nunca, pero para nosotros ha sido el aprender a integrar a nuestra vida esta parte de nuestra historia. Ha sido un camino tortuoso, doloroso y complicado… (y apenas vamos empezando…)

 

En las películas siempre proyectan que después de pasar algo así, las personas se vuelven gruñonas, solitarias y amargadas y definitivamente no quiero ni pienso permitir que mi vida se convierta en eso. Sol no merece que su paso por la vida termine así, porque ella fue, es y seguirá siendo luz y amor, y en honor a eso es que vamos a vivir y no solo a sobrevivir.

Las terapias, los grupos de apoyo con otros padres que comparten sus experiencias, ir a eventos, apoyar las reformas de la legislación para mejorar protocolos hospitalarios, participar en algo como esto, expresar y compartir, ha sido de ayuda para ir integrando todo lo sucedido.

¿Qué te ha ayudado a salir adelante? El amor a mi hija, el hacer todo en su honor y por amor a ella. Porque ella no tenía que morir para que hiciéramos todo esto, pero ya que pasó, esto es lo que estamos haciendo.

La increíble red de apoyo que hemos tenido de amigos y familia, ha sido y sigue siendo muy importante y una parte primordial de nuestro proceso. Nunca terminaremos de agradecer a quienes han tenido palabras, acciones y detalles de empatía y amor para nosotros.

Otra pregunta fue ¿por qué aceptaste la entrevista? Porque no somos ejemplo de nada, pero al menos quisiera servir como una referencia para alguien que pase por algo así, sepan que por más que pienses que todo se acabó, la vida puede seguir y hay herramientas y hay caminos que te pueden ayudar con eso.

 

Acerca de la autora: Olga López es la mamá de Sol. Mamá que apoya la causa para que las muertes gestacionales, perinatales y neonatales sean visibilizadas y se logren leyes para que en el sistema hospitalario se brinde un apoyo más humano a quienes atraviesan por estos casos

Tu donativo se utiliza para el mantenimiento de este sitio web y para poder seguir acomapañando a las familias en duelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *